Como en montaña rusa mis plaquetas cayeron en picada. Hoy las revisamos y de nuevo están en niveles muy bajos. A veces su rebeldía me cansa. Hago lo que dice el médico; tomo 11 pastillas al día, dedico toda una tarde de miércoles para recibir por cuatro horas quimioterapia intravenosa, soporto durante tres o cuatro días nauseas y un cansancio infinito, síntomas que aun siento esporádicamente, y qué pasa, nada ... no sirve de nada.

Creo que en esta pelea ellas se venden al mejor postor y evidentemente no soy yo.